sábado, 7 de enero de 2017

RECETAS DE MERMELADA


 Para hacer una buena mermelada lo más importante es tener materia prima de calidad y cuando hablo de calidad no me refiero a "vistosidad".
 Una fruta no tratada con productos químicos, que sus abonos hayan sido naturales, la maduración en su punto sin tener  en cuenta el tamaño porque al final lo que se consigue es la fusión de todos esos elementos para conseguir una confitura  exquisita.


 Preparar bien la fruta con un lavado que puede ser con agua fría o templada, si es caliente mejor.
Trocear en dados , ruedas o trocitos que estén adecuados para la licuadora o picadora donde vayamos a triturar.
Esta receta lleva de composición:

8 tomates andinos aproximado a 300g
1 limón (zumo)
Azúcar moreno (la mitad del peso de la fruta)  150g
3 láminas de gelatina neutra o un trocito de lamina del alga agar-agar. ( para espesar y conservar)

 Se tritura la fruta en la licuadora que quede bien triturada como una crema fina y poner en un recipiente medidor  para saber la pulpa que hemos conseguido y poder añadir la misma cantidad de agua para poder guisar   a temperatura media durante 5 minutos o temperatura baja durante 10 minutos.
Cuando comience a hervir  le añadimos un zumo de un limón y el azúcar se lo vamos poniendo poco a poco hasta contabilizar el tiempo que he mencionado antes. El azúcar se va diluyendo poco a poco y evitamos que se queme la mermelada en el fondo de la cacerola.
Muy importante el momento de añadir  la gelatina o el agar-agar, debe ser a la mitad de la cocción y estará diluida con un poquito de agua caliente para que no se nos quede los trozos en la confitura.


Acabada la cocción de la fruta, se pasa por un colador o un tamiz para que los restos de piel o semillas no queden haciendo tropiezo en la fina mermelada.


Pasar a un recipiente que ya esté hervido para su limpieza profunda y hagamos una esterilización casera del recipiente y la tapa.  Llenamos el envase hasta dejar medio centímetro del borde.
Cerramos bien colocamos el recipiente en una cacerola con agua caliente durante 20 ó 25 minutos para terminar de esterilizar y hacer el efecto vacío en el recipiente.

Esta receta se puede hacer con cualquier fruta de temporada que tengamos .
* La cantidad de azúcar depende también de los gustos , puede variar en función de las frutas y pulpa pero la gelatina neutraliza bastante y hace que la mermelada sea bastante cremosa pero con una textura fina y propia para untar.