domingo, 3 de agosto de 2014

TRUCOS PARA INJERTAR UN ROSAL


 La mejor época para hacer los injertos es en julio y agosto , cuando los rosales están en pleno rendimiento.  Lo primero que haremos es observar las yemas que tiene el rosal  para luego elegir la que vamos a injertar en otro rosal.


 Aquí ya tengo seleccionado el rosal destino de la yema que voy a retirar de la vara del rosal anterior.
Le busco el nudo o brote que se esconde donde la hoja está insertada al tallo.


 Retiramos la hoja y los picos que están a su alrededor para que no impidan realizar el trabajo.


Entre todas las yemas que he visto para seleccionar, ésta es la más apropiada porque está un una de las varas ; estas yemas salen cuando se ha cortado la rosa que está en la misma vara, están las yemas que salen junto al corte y las yemas que salen a mitad de vara.
 En la primera imagen se ve una yema o brote de las que no son buenas para hacer el corte y retirar el nudo .


 Aquí se puede observar mejor, está a mitad de la vara del rosal.


 Cortamos la yema y separamos de la vara , este proceso es un poco complicado porque hay que hacer un corte limpio.


Aquí tengo " el tesoro " para poder insertar o injertar en el rosal que tengo elegido para hacer el trabajo.

A una distancia entre 15/30 cm del tronco a ras de tierra es donde haremos el corte para que en la fecha de poda  en la vara se le pueda hacer el corte respetando nuestro trabajo.

 Este es el corte que  tenemos que hacer en el nudo donde hemos separado la hoja y los picos .
Tiene que ser un corte muy limpio de la corteza o envoltura  para no dañar el tallo interior.
Se puede ver como un orificio y es ahí donde tiene que coincidir el otro nudo de la yema que vamos a introducir.



Mojamos la yema en esta pasta preparada previamente que ya les explico al final como se prepara.


Introducimos en la corteza que ha sido abierta y colocamos lo mejor posible como si fuese una pieza de puzzle. Bien encajado para que no quede en falso, es importante que tengan contacto ambas caras de los rosales .

 Con la cinta especial  que viene para hacer injertos , rodeamos haciendo un vendaje en forma de 8 (consiste en hacer una o dos vueltas por encima y dos por la parte de abajo , sin separar o cortar la cinta , se da vueltas hasta que quede totalmente protegido del exterior)

 
Aquí tenemos finalizado el trabajo de hacer el injerto en el rosal.
 
 
Secreto del puding  o pasta para injertar. 
 
Una semana antes  pondremos un puñado de lentejas a germinar  y cuando estén los brotes crecidos se le pone un poquito de agua y se tritura todo hasta que quede una pasta marrón blanquecina y casi de mal olor pero es normal.  Una vez triturado todo , se pasa por un colador y separamos la envoltura de las lentejas y nos quedamos con la pasta blanquecina. Guardamos en un recipiente hermético y lo guardamos en la nevera que nos va a venir muy bien para otros menesteres.
 
 
Las lentejas germinadas son hormonas enraizantes naturales ( auxinas )  y nos viene genial para adherir el brote o yema del rosal  y poder hacer el injerto con toda probabilidad que nos va salir bien.
 
 
Ánimo y a comenzar a germinar lentejas !!!!!!