lunes, 7 de julio de 2014

UN ANTES Y UN DESPUÉS.

 
Las azucenas se asoman como si estuviesen escondidas pero es que hay un antes y un después...


 
Cada año lucen su mejor silueta junto al aloe vera que es su fiel guardián.  


Cuando llega la tarde y la brisa las mese, su aroma se percibe como la mejor fragancia que desprenden después de un largo día resistiendo el calor bajo un sol intenso


Las varas se enredan donde consiguen un punto de apoyo para poder resistir el peso de las flores que cubrirán todo como un tapiz.
Junto al rosal no pueden faltar las hortensias ( flor de mundo) que durante todo el año resisten al frío invierno en el rincón más húmedo del jardín.


Soy feliz cuando paso junto a ellas , las observo detenidamente para ver si están bien, pues a veces les atacan los hongos o alguna lagartilla de las que no dejan nada.


También junto a las hortensias están los agapantos o lirios africanos que cuando están en flor hacen que ese rincón sea precioso , rincón que invita a reflexionar frases como  "un antes y un después " / "solo aquí y ahora disfruto de la vida" / "Cosecharás lo que siembras" / "No hay flores feas porque todas son bellas"


Agapantos azules como el cielo
 


Rincón de la "gratitud" , las dalias de mi abuela que son un recuerdo de nostalgia cariñosa que me invade cada vez  que paso junto a ellas.


Cuenta una leyenda que el significado de un ramo de dalias es como dar  "gracias" por algo que les une y así aprovecho para dar las GRACIAS a quien dejó los bulbos o rizomas en una maceta que se ha multiplicado y hoy tengo un rinconcito con muchas dalias.

2 comentarios:

  1. Me gustan todas las flores, pero me encanta la hortensia, se la ve tan feliz¡¡
    un beso¡¡

    ResponderEliminar
  2. ¡ Que preciosas están todas ! Besos Candela.

    ResponderEliminar